Mar 04 / 2010
 
Mar 15 / 2010
 
Mar 15 / 2010
 
 
Mar 15 / 2010
Creando Cultura Ciudadana
 
 
Cerca de un Millón de Personas cambiaron sus hábitos
y costumbres con Metrolínea
 

Cerca de un millón de personas han viajado a la fecha en Metrolínea y le apostaron al mejoramiento de la calidad de vida y la cultura ciudadana, así lo demuestran los resultados del primer periodo de operación del Sistema Integrado de Transporte Masivo de Bucaramanga y el área metropolitana.

Y es que promoviendo el cambio en la cultura ciudadana, Metrolínea, desde su concepción como un proyecto de gran envergadura al servicio de la comunidad, ha destacado siempre la importancia de transformar los hábitos y costumbres en pro del civismo y el respeto por el otro.

“Estamos generando un cambio que genera bienestar y mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes de Bucaramanga y el área metropolitana, recuperando espacios con el ánimo de incentivar el respeto por los derechos de los demás. Es esta iniciativa la que nos ha llevado por ejemplo, a recuperar el corredor de la carrera 15, habilitándolo no sólo para el paso del Sistema Integrado de Transporte Masivo, sino también transformándolo en un lugar acogedor y más organizado para el comercio”, puntualizó Félix Francisco Rueda Forero, gerente del Ente Gestor, quien al mismo tiempo destacó que el diseño de Metrolínea fue concebido no sólo pensando en la renovación urbana sino, al mismo tiempo en la revolución misma de los hábitos ciudadanos.

Y es que sólo en el tramo comprendido entre la Avenida Quebradaseca, específicamente en el sector donde se encuentra ubicado el retorno operativo, hasta Lagos II, atravesando todo el corredor de la carrera y diagonal 15, Metrolínea en espacio público recuperó alrededor de 137.099 metros cuadrados, ampliando andenes, renovando sardineles, entre otros.

De igual forma, las locaciones del Sistema Integrado de Transporte Masivo, han sido espacios diseñados precisamente para propiciar el ya mencionado cambio de la cultura ciudadana, acercándose a la comunidad a través de su señalización y la recordación de cambiar nuestros hábitos por parte de los facilitadores que trabajan arduamente en las instalaciones de Metrolínea.

“La tarea no ha sido fácil pero nos satisface ver, por ejemplo, en las estaciones centrales, como los que han optado por usar el Sistema se detienen detrás de la línea amarilla, dando prioridad a los pasajeros que se bajan de los buses, o también como la gente ha aprendido a ceder las sillas azules a los adultos mayores, personas en situación de discapacidad o mujeres embarazadas, precepto que desde las campañas de socialización hemos difundido en múltiples escenarios. A pesar de los resultados seguimos invitando a la comunidad a usar las cebras y los puentes peatonales para acceder al Sistema, espacios diseñados para preservar incluso la vida”, acotó Rueda Forero.

Rueda Forero también hizo un llamado a los usuarios para que recarguen la tarjeta inteligente sin contacto, en las diferentes estaciones desde las 5 de la mañana hasta las 10 de la noche y a no ingerir alimentos dentro de las estaciones, ni arrojar basura, y no abordar con paquetes grandes ni mascotas.

 
 
 
 
© 2010 Movilizamos S.A.